A cuerpo de rey

Aunque Ashton Kutcher, el nuevo protagonista de la serie estadounidense Dos hombres y medio, no se embolse los 1,2 millones de dólares que, según se ha sabido, percibía su polémico predecesor, Charlie Sheen, por cada episodio (la pareja de Demi Moore se queda en la nada despreciable cantidad de 700.000 dólares), los productores de la famosa comedia de la CBS quieren hacerle el trabajo, y la vida, lo más confortable posible. Y, a tenor de las fotografías que han trascendido, a Sheen se le van a poner los dientes largos. Y, si no, juzguen con sus propios ojos.

El diario británico Daily Mail ha desvelado dónde descansa el artista durante las jornadas de rodaje, un lujoso tráiler descrito como un “estado móvil”. No es para menos. La inmensa caravana en cuestión tiene más de 16 metros de longitud y pesa 50 toneladas. Además, dispone de un segundo piso que emerge del cuerpo principal a través de un mecanismo hidráulico, siete pantallas de 60 pulgadas para proyecciones en 3D, equipos de sonido de última generación, dos baños, cocina con granitos y una sala para conferencias. Todo ello por el módico precio de 8.750 dólares a la semana.

El lujoso camerino –incluye cámaras de vigilancia en el exterior con un ángulo de 360 grados- ha sido ocupado con anterioridad por otras estrellas, como Mariah Carey, Sharon Stone, Vin Diesel y Will Smith.

Mientras Kutcher disfruta de descansos a cuerpo de rey, parece ser que algunos miembros del equipo de la serie ya han protestado por lo que consideran un trato privilegiado desmesurado. ¿Y quién no lo haría? La serie volverá a EEUU el 19 de septiembre. Vale más que el éxito no le dé la espalda…