La crisis ya tiene ópera

Una bengala arde ante policías antidisturbios durante una manifestación contra de la austeridad, en Lisboa, el 14 de noviembre de 2012. EFE / JOSE SENA GOULAO.

Una bengala arde ante policías antidisturbios durante una manifestación contra de la austeridad, en Lisboa, el 14 de noviembre de 2012. EFE / JOSE SENA GOULAO.

La crisis ya tiene ópera. Se titula Nostra culpa. Es del joven compositor de origen letón Eugene Birman (1987) y plantea el debate actualísimo entre austeridad y crecimiento.

Si la ópera es, o debería ser, un reflejo de la sociedad con todos sus problemas y contradicciones ya sean individuales o colectivas, esta obra no podía ser de mayor actualidad aunque su compositor dice no encontrarse muy a gusto con la etiqueta ópera. Más bien la llama “pequeña ópera” en unas declaraciones a la agencia France Presse. En realidad, Nostra culpa tiene una duración de 16 minutos.

La composición tiene su origen en Estonian Rhapsody que, contra lo que pueda parecer, no es ninguna composición musical. Es un artículo del célebre Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, publicado en junio pasado en The New York Times.

Ilves (derecha) con Hollande en París, el 7 de enero del 2013. EFE / IAN LANGSDON.

Ilves (derecha) con Hollande en París, el 7 de enero del 2013. EFE / IAN LANGSDON.

Estonia se considera el gran ejemplo de los buenos resultados de adoptar medidas de austeridad para salir de la crisis. Pero, examinando detenidamente el producto interior bruto de aquel país, el economista estadounidense veía que a una recesión terrible “de la escala de una depresión”, le seguía una recuperación importante, pero todavía incompleta.

Y añadía: “Obviamente, es mejor esto a que no haya ninguna recuperación, pero, ¿es esto lo que se hace pasar por un triunfo económico?”

Al presidente de Estonia Toomas Hendrik Ilves no le gustó nada lo escrito por Krugman y respondió a través de Twitter con una batería de comentarios indignados contra las palabras del economista.

Krugman en Madrid, en julio del 2012. DAVID CASTRO.

Krugman en Madrid, en julio del 2012. DAVID CASTRO.

Las posturas defendidas por los litigantes, austeridad de un aparte e impulso al crecimiento de la otra, forman el meollo de la ópera, pero en medio, dice Birman en su web, “está la gente que vive con estas políticas de los gobiernos que supuestamente han elegido”.

El compositor de origen letón hizo estudios musicales en la Jullliard School de Nueva York donde mereció varios galardones, y económicos en la Universidad de Columbia. Preparación para abordar el tema de su pequeña ópera, no le falta.

Con libreto del periodista Scott Diel, Nostra culpa se estrenará el próximo 7 de abril durante la Semana Musical de Tallin (Estonia). Será interpretada por la mesosoprano Iris Oja y la Orquesta de Cámara de aquella ciudad dirigida por Risto Joost.